Piratear Cadwork

Casi la mitad de los programas instalados en los ordenadores de las compañías españolas son ilegales según la consultora IDC, es decir, cuatro de cada diez compañías utilizan programas informáticos sin licencia. Pirateamos mucho menos que la mayoría de los países latinoamericanos (donde los niveles de copia oscilan entre el 70 y 80%) o de Europa del Este, pero en este punto seguimos a mucha distancia de las economías a las que nos gustaría parecernos. Y es que el 45% de programas pirata que IDC detecta en España casi triplica el nivel de fraude de Estados Unidos y dobla el de Alemania, el Reino Unido o los países nórdicos.

Para justificar la piratería, hay quien dice que el software es muy caro. Hoy no hay razones económicas para piratear. Sobre todo cuando cualquier programa para PC se puede pagar cómodamente mediante pagos mensuales, o con opciones de alquiler, por ejemplo.

Cada año, el total de pérdidas a la industria del software como resultado directo de la piratería asciende a millones de euros en todo el mundo.

En primer lugar la piratería afecta al editor, es decir, en nuestro caso, a Cadwork, que cuenta con casi 100 empleados y trabaja constantemente en el desarrollo del programa, para beneficio directo de nuestros sus usuarios. En segundo lugar, afecta a todas las empresas del sector, y especialmente a los clientes de estas empresas que, debido a estos métodos de competencia desleal, encuentran en el mercado empresarios sin experiencia y/o sin escrúpulos, que reducen los precios y sobre todo la calidad y la reputación de nuestra profesión. Y,  en tercer lugar y sobre todo, afecta a nuestros usuarios del presente y futuros, que ya no se benefician de nuestra experiencia porque, como todo el mundo sabe, sin financiación no puede haber inversión en el desarrollo y mejora de los programas.

 

 

Cambiar los hábitos pasa porque todos seamos conscientes de cuánto cuesta desarrollar un programa y dar un buen soporte al mismo, y de las ventajas para el cliente de tenerlo legal y debidamente actualizado. Seamos conscientes de que este problema no afecta sólo a los editores, sino a todos, especialmente a los usuarios de Cadwork, a vosotros, que estáis pagando año a año un desarrollo del que se beneficia una competencia desleal.

Todos podemos participar en la lucha contra el software ilegal: podemos mostrar rechazo ante el conocimiento del uso de software ilegal por parte de una empresa; podemos no participar en su uso y beneficio, por ejemplo, rechazando ficheros que sabemos de dónde proceden; podemos dar constancia de este hecho al editor del programa; podemos aportar datos para que se inicie un proceso de investigación contra una empresa por atentar contra la propiedad intelectual del software en la página de denuncias de piratería en la web de la BSA (Business Software Alliance)una organización que agrupa a empresas fabricantes de software,  con un sencillo formulario confidencial. Por nuestra parte, CADWORK ha contratado los servicios del bufete de abogados Lamon&Asociados, un estudio de juristas especializado en el estudio del derecho informático con influencia internacional. Este bufete de abogados adopta para Cadwork las medidas que sean necesarias para erradicar la piratería y ya se han iniciado varios procesos... Son muchas las acciones que podemos llevar a cabo, no permitamos ni costeemos el uso ilícito y deshonesto que otras empresas hacen de vuestro software!

Fuentes:

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2015-12-19/como-se-caza-a-las-empresas-que-utilizan-software-pirata_1123008/

http://www.huffingtonpost.es/juan-cabrera/la-pirateria-de-software-_b_5540943.html

(c) cadwork 2018